Producción de leche verde, la clave de sustentabilidad pecuaria

-

David, Chiriquí, 29 de septiembre de 2020. En los últimos años, las fincas lecheras de vacunos han incorporado tecnologías que favorecen prácticas amigables con el medio ambiente y el bienestar animal, con la finalidad de elevar la producción, el rendimiento y la calidad del producto, garantizando así una productividad sustentable.

Un ejemplo para destacar es la empresa Cuango Development, S.A. cuya finca ubicada en Boquerón, provincia de Chiriquí, fue beneficiada con financiamiento no reembolsable en la Convocatoria Pública para Proyectos de Innovación Empresarial 2017, de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT).   El proyecto se desarrolló en cuatro etapas, logrando incorporar tecnología a nuevos procesos de administración y mercadeo.

Tras la ejecución del proyecto: “Producción sostenible de lecha, mediante la implementación de tecnología para innovar y cambiar el proceso tradicional de producción de leche, haciendo transición a sistema de producción de leche sostenible – leche verde-, con prácticas agropecuarias amigables con el ambiente y los animales, para que la leche tenga un valor agregado”, la empresa cuenta hoy con un sistema de producción que incluye prácticas amigables con el ambiente, prácticas de bienestar animal y sostenibilidad en la producción agropecuaria, lo que les permite producir leche con valor agregado.

La empresa Cuango Development, S.A., identificada comercialmente bajo el nombre Finca El Recreo, ha destinado 25 hectáreas para pastoreo de las vacas en producción de leche grado A.

Las vacas están en preñez antes de los 20 meses y las mantienen en el proceso de ordeño durante un promedio de 11 meses. Los descartes son seleccionados en base a una baja producción de leche, problemas de salud o de reproducción.

Uno de los aspectos de importancia en la finca es el manejo de descarte, explicó la encarga del proyecto, la Licda. Fátima De La Guardia, manifestando que una vez los vientres terminan su preñez, los terneros son vendidos y las terneras llevadas a cunas tras su nacimiento. Son alimentadas con calostro y leche; posteriormente consumen un concentrado especial y, poco a poco, le introducen pasto verde picado.  La finca tiene algunas reses con más de 10 años en ordeño.

Pasado los dos meses, las terneras son bajadas de la cuna al piso, pero debido al limitado espacio, éstas permanecen en una galera hasta los ocho meses cuando salen al pastoreo. Durante todo ese tiempo, las terneras consumen pasto fresco picado del día.

Sin embargo, aclaró que mantienen valores muy bajos en cuanto a abortos y mortalidad de becerros. “En lo que va del año 2020 se han muerto apenas dos terneros”.

 

ADECUACIONES

 

De La Guardia, adelantó que la finca se mantiene en un proceso de transformación continuo: «Hemos avanzado de una producción 100% convencional a una producción que ha incorporado prácticas de mejor trato animal, de disminución de uso de medicamento, de uso y tratamiento de excretas bovinas para la producción de abono, uso de paneles solares, entre otras nuevas prácticas. Nosotros buscamos producir en armonía con el ambiente procurando el bienestar animal», comentó la empresaria.

La ganadera reconoció que varias fincas ya han incorporado el uso de paneles solares como fuente de ahorro de energía. «En nuestro caso hemos incorporado varias tecnologías, como el sistema de collares SCR, que nos permiten detectar problemas de salud antes de que lo podamos percibir por el comportamiento del animal, también nos ayuda en la detección de celo. Esto permite ir a ver qué le pasa a la vaca antes de que el problema se agrave”.

Comentó que también cuentan con paneles solares, uno de sus primeros cambios de la ganadería convencional a la actual, ya que la producción de leche grado A demanda mucha más energía eléctrica, de manera que esta es una práctica amigable con el ambiente. “Hace unos años implementamos un sistema de recolección de excretas bovinas para su uso como abono a través del fertirriego. También se utiliza biol y bokashi, como parte del programa de fertilización en la finca», agregó.

Según De La Guardia, de las tecnologías incorporadas el componente que mide de forma más exacta el ahorro es el sistema de panel solar: “En ahorro monetario fue del más del 50% de la factura y también mide el ahorro en dióxido de carbono o CO². Con lo que el sistema de pastoreo y bienestar animal también es un valor agregado».

 

De La Guardia comentó que al sector lechero en general todavía le falta incorporar más tecnología, ya que lograr la tecnificación en la producción de leche en el territorio nacional va a significar más jóvenes en la actividad y un aumento en la eficiencia de ésta: “La tecnología como el uso de los collares nos permite mantener control y vigilancia de las vacas, aún si nos encontramos fuera del país, ya que toda la información la recibimos en el celular. Las capacitaciones nos han permitido adquirir conocimiento sobre procesamiento de la leche y con esto hemos podido dar valor agregado y acercarnos al consumidor final”.

 

A pesar de ser una ganadería pequeña y que ha iniciado recientemente, es gracias al proyecto “leche verde” y a las capacitaciones en procesamiento de leche recibidos, nuestra finca sacó al mercado la primera Leche en Botella de Vidrio retornable en Panamá, manteniendo su compromiso con la producción amigable con el ambiente. También se producimos Yogurt y Quesos. “Las capacitaciones y la tecnología que se reciben a través de las convocatorias, nos han permitido que en 10 años lleguemos al nivel de lecherías que tienen más tiempo de estar en funcionamiento. Sin la tecnología y conocimiento recibido no lo hubiéramos logrado”, comentó la empresaria.

Actualmente la finca cuenta con siete personas trabajando de manera permanente; y adicionalmente cuentan con colaboradores externos como técnicos, asesores, veterinario y agrónomos que les apoyan en distintas actividades.

Sobre la SENACYT: La Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT), es una institución autónoma cuya misión es convertir a la ciencia y a la tecnología en herramientas para el desarrollo sostenible de Panamá. Nuestros proyectos y programas están enfocados en potenciar el desarrollo científico y tecnológico del país y de este modo, cerrar la brecha de la desigualdad y fomentar un desarrollo equitativo que mejore la calidad de vida de los panameños.

Para más información contactar a:

Mgtr. María Gabriela Alvarado

Jefa de Información y Relaciones Públicas

Oficina de Relaciones Públicas

Tel: (507)517-0004 | Ext. 1004 | (507) 6219-4842

malvarado@senacyt.gob.pa

English »