¿Qué hacer en el Casco Viejo? #PaHoyRecomienda

Si sabes que tienes que ir al casco, pero no tienes ni idea de dónde o cómo empezar a recorrerlo, Que Hay Pa Hoy te ofrece una pequeña guía para que conozcas y disfrutes la experiencia, déjanos tus comentarios y cuéntanos qué debemos visitar ¡Nos encanta leerlos!

1.- Comer ceviche en el Mercado del Marisco

Aunque no está propiamente en el Casco Viejo se llega andando en 5 minutos, y está recién remodelado! Es una de las visitas obligadas de la ciudad recomendado por todos los panameños. Posee el pescado más fresco y precios accesibles. Alrededor del mercado, también podrás encontrar pequeños puestos donde se puede degustar todo tipo de ceviches. Nuestro favorito, es el ceviche combinación. Los precios van desde $2.50 la porción

Foto: Archivo
Foto: Archivo

2.- Tomarse un mojito en la terraza más grande del casco

En Plaza Catedral, justo al lado de la Basílica Santa María la Antigua se encuentra 360 Rooftop que, sin duda alguna tiene la terraza más grande del casco antiguo, desde donde podrás tener la vista más espectacular del skyline de la ciudad. Si te das la vuelta por allá te recomendamos las picadas, y sus famosos mojitos que son emblemáticos.

Si les dices que vas de parte de Que Hay Pa Hoy, de seguro te darán una atención súper especial!

3.- Visitar la Iglesia San José y el Altar de Oro

El espectáculo que representa el altar de oro es simplemente inexplicable. Tienes que verlo con tus propios ojos. Su historia se remonta a la invasión del pirata Henry Morgan, Según cuenta la leyenda, cuando el pirata atacó e incendió la Ciudad de Panamá -hoy conocida como Panamá Viejo- la orden de San José estaba levantando su iglesia de piedra en las afueras, muy cerca del Puente del Rey, la iglesia ya exhibía su altar mayor, la mayor joya dorada de aquel entonces.

Se cuenta que en el momento del saqueo, estaba a cargo de la iglesia un fraile oriundo de la Villa de Los Santos llamado Juan, alertado éste, cubrió el altar de oro con una mezcla de Albayalde (oxido de plata), para darle una apariencia de inconcluso por lo que se veía ennegrecido. Cuando Morgan llegó a la iglesia se quejó de la pobreza de la orden y el Fray Juan le pidió una limosna de mil ducados para terminar el Altar. Dicen las historias que Morgan luego de mucho reír exclamó: “Este lego es más pirata que yo” y mandó le entregasen el dinero pedido. Luego de eso, y hasta el sol de hoy, el altar se mantiene a la vista de propios y turistas en la Iglesia San José.

4.- Participar de una auténtica experiencia pirata

¿Conoces la historia del Pirata Morgan? Pues luego de que te des el respectivo tour por la Iglesia San José. solo al cruzar la calle encontrarás un increíble lugar para recordar la historia pirata que envuelve a nuestro país: La Taberna de Morgan es un restaurant inspirado en la historia del Pirata Morgan y que tiene elementos muy especiales: Es el único frozen bar del casco, con bebidas hechas con frutas frescas de producción nacional y que puedes disfrutar con y sin licor; un menú con toques mediterráneos exquisito y su tripulación te harán sentir como un verdadero corsario!

Además tienen un spot fotográfico, con una pared hecha con monedas de 1 centavo! Y un castillo de arena traída directamente de la costa de Veracruz. Únete a su tripulación de piratas y sirenas y grita ¡Ahoy!

5.- Pasar por la Casa de Rubén Blades

De acuerdo a las propias palabras del cantautori panameño “Hoy, la gente identifica al edificio entero como la casa de Rubén Blades, pero en realidad no es completamente mía. Solo tengo un apartamento en ella. No se si vale la pena aclararlo a los turistas, o a los locales”

Lo cierto es que, desde hace un par de años ya Rubén Blades no vive en dicho apartamento, pero es innegable que al pasar por dicha estructura, la casa de color guayaba, no te tomes la respectiva foto de rigor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.